Un nuevo museo del azulejo

El Ayuntamiento de Onda consciente del gran bagaje histórico-artístico que custodia el Museo y de las obsoletas instalaciones de la antigua sede decidió construir un nuevo edificio, un nuevo contenedor para desarrollar con plenitud las misiones fundamentales de la Institución museal. La firma de un convenio de colaboración entre la Conselleria de Cultura de la Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento de Onda nos ha permitido finalizar la primera fase de construcción del Museo e iniciar con ello una nueva etapa con plena vocación de servicio público.
La construcción de este Museo ha supuesto el desbloqueo de una situación perentoria a nivel cultural no sólo para Onda y las comarcas azulejeras de la Provincia de Castellón sino para toda la Comunidad Valenciana, y es una fehaciente muestra de una decidida política de sensibilidad para con nuestro patrimonio Histórico-Cultural, estrechamente ligado a la primera actividad económica de la zona como es la producción azulejera.
El Museo del Azulejo se ha de entender en el marco físico y social de una zona que continúa elaborando productos cerámicos, y donde estos no solo forman parte del pasado, sino que son el eje económico de estas poblaciones en estos momentos y se perfilan como una pujante industria para el futuro. Cultural se desprende el calificar a la institución como un potencial centro de conservación, investigación y difusión irreemplazable para la historia de la cerámica y su industria en nuestra Comunidad.
La puesta en valor del museo y un efectivo desarrollo de todas sus funciones precisa de una estrecha colaboración entre las instituciones públicas, las entidades privadas relacionadas en la cerámica y la sociedad en general. El objetivo es potenciar un gran Museo específico y monográfico de azulejos como referente histórico de nuestra sociedad e instrumento de prestigio cultural para nuestras instituciones, asociaciones y empresas.

Las colecciones

EL MUSEO DEL AZULEJO "Manolo Safont" conserva, como fruto de una gran labor de preservación desde su fundación en 1968, unas sobresalientes colecciones de cerámica de aplicación arquitectónica valenciana. Los fondos, cifrados en alrededor de 30.000 objetos, abarcan desde época clásica a la actualidad, destacándose las colecciones de azulejería de los siglos XIX y XX, así como los objetos etnológicos industriales y las series documentales de esta última etapa.
La institución, por la especificidad de sus fondos, es tanto un Museo de piezas histórico-artísticas como de objetos etnológico-industriales. Los azulejos (Las producciones) son su razón de ser, pero también los diversos útiles y herramientas con que se han producido cobran un especial significado por cuanto son elementos técnicos íntimamente relacionados con las producciones y con las personas que las utilizaron.
Todas estas colecciones, evocadoras de la larga tradición azulejera castellonense, constituyen, sin más, el ancestro directo de la actual industria cerámica de nuestra provincia, así como el resto de las poblaciones valencianas dedicadas a esta actividad.

Nuestros objetivos

Onda responde a la necesidad valorizar y potenciar al máximo el patrimonio cultural, histórico artístico, etnológico e industrial que conserva el mismo, teniendo en cuenta que este se halla inmerso en la zona de mayor producción azulejera española y una de las primeras del mundo.
Para ello el nuevo edificio ha asumido un nuevo concepto de Museo:

  • como museo vivo y activo, es decir, dinámico, en contraposición a un museo meramente historicista y tradicional,
  • como museo con papel supralocal, en contraposición a un museo localista,
  • como museo específico monográfico de investigación e información irremplazable de nuestra Comunidad, que sea a la vez un museo-banco de datos y un museo-laboratorio.
  • como un "laboratorio"; la investigación sobre la cerámica
  • como un "conservatorio"; del patrimonio cultural artístico, etnológico e industrial procedente del mundo de la cerámica.
  • como útil de desarrollo social y lugar de encuentro social.